Novedad

La cura de los castaños de Caso

El Principado pone en marcha en tres montes públicos un plan para rejuvenecer las masas de la especie y reducir la incidencia de la enfermedad del chancro

Publicado: 20/05/2013
20.05.2013 | 02:17 lne.es 
Un bosque de castaños del parque natural de Redes.
Un bosque de castaños del parque natural de Redes.

La Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos está impulsando un plan de recuperación de castaños en el parque natural de Redes. Esta actuación se desarrolla concretamente en tres montes del concejo de Caso, Allende, cerca de Campo de Caso y Bañante y Guariza de Abantro, dos de las áreas de aprovechamiento forestal más tradicionales del municipio del alto Nalón. El plan consiste en rejuvenecer y mejorar las masas de castaño para reducir la incidencia de la enfermedad del chancro, que es causada por un hongo que tapona la circulación de la savia, lo que provoca que el árbol se debilite y llegue a morir. Penetra a través de las heridas y es de difícil tratamiento con productos químicos.


Las estrategias de lucha contra la enfermedad del chancro se centran en el uso de cepas hipovirulentas y en incrementar el vigor de los castaños para reforzar sus defensas naturales, según aseguran fuentes de Agroganadería.


La actuación, que se emprende después de que el alcalde de Caso, Tomás Cueria, solicitase financiación al Principado para poner en marcha este plan, se centra en realizar cortas de regeneración para sanear la masa y actuar posteriormente en el rebrote. Se cortarán los castaños y se dejará el resto de especies como robles, abedules o cerezos. Con esta práctica se consigue renovar la masa de castaño y potenciar esas especies minoritarias para fomentar masas arboladas mixtas. En el caso del castaño, indican desde la Consejería, «la pervivencia del bosque queda asegurada ya que esta especie brota de cepa, es decir, que del tocón resultante salen varios pies de nuevos castaños sin necesidad de volver a plantarlos».


En los tres montes de Caso que se está actuando, desde las últimas cortas, que tuvieron lugar en la década de los años 70 del pasado siglo, los castaños han rebrotado de manera masiva provocando una gran densidad de árboles que compiten entre sí. De esta forma, se resiente el vigor del castañar. Este plan puesto en marcha por el Principado persigue que pasados unos años se regule la densidad, seleccionando los mejores brotes de cada cepa. Estos crecerán con mayor vigor y menos competencia, con lo que serán más resistentes a la enfermedad.


Además de conseguir árboles capaces de producir madera de calidad, al crear zonas de bosque más joven al lado de otro maduro, se incrementa la diversidad de estructuras forestales, lo que favorece la fauna del bosque, según refleja el proyecto. A esto se une que estas cortas de regeneración permitirán obtener ingresos al Ayuntamiento de Caso con la venta de la madera.


Tras llevar a cabo el plan en estos dos montes de utilidad pública, la intención del Ayuntamiento sería extender el programa de saneamiento del castaño al resto de montes y bosques comunales del concejo. Asturias es la comunidad con más superficie de esta especie, con casi 80.000 hectáreas de castañares, según los cálculos del Principado, que estima que únicamente en el parque de Redes hay más de 2.300 hectáreas.



< Volver al listado de noticias